Nuestra confusión es su negocio

Equilibrio emocional y desarrollo espiritual
Desaprender para crecer
Show all

Nuestra confusión es su negocio

Confusion

La publicidad fabrica deseos que pinta de necesidades, nuestra confusión es su negocio. La meta no es ser feliz, la meta es ser uno mismo y andar nuestro propio sendero.

Para ser uno mismo primero cabe localizar nuestra herida emocional y suturarla, contactar con nuestro vacío de amor y rellenarlo de nosotros mismos, recuperar nuestro niño interior dañado y olvidado, y abrazarlo y mimarlo. Ser uno mismo implica calmar la sensación de rechazo y buscar el equilibrio interno, saciar la necesidad de pertenencia y ser amoroso, generoso y lograr ser tan social como autónomo.

Ese proceso en sí es la propia felicidad, y es la única terapia verdadera. Aunque no genera réditos ni monta empresas, aunque no activa la economía ni llena de frases de otros los muros de Facebook. Nuestra confusión es su negocio, debemos tener esto en cuenta.

Poco a poco, avanza.

Un fuerte abrazo